viernes, 25 de enero de 2013

Cuarzos y Cristales




Hace un tiempo que no escribo sobre algo 100% pagano, así ésta entrada creo que se la debía a todos los paganos (y otros estudiosos de las ciencias mágicas) que seguís este blog.

Cuarzos y Cristales 

Desde hace miles de años, el hombre siempre ha mostrado una enorme fascinación sobre las piedras, los cuarzos y los cristales. La magia de estos objetos, ha cautivado a través de muchas generaciones, el interés y la curiosidad de todo aquel que los sostiene en sus manos y los observa con asombro.

Las cualidades de las piedras, tales como el brillo, el tamaño, el color, la forma, la dureza, la transparencia, hacen que cada una de ellas tenga un distinto valor comercial. No obstante, el valor real de cada una no radica en eso, sino en el poder (curativo y sanador) que contienen (o mejor dicho, en su capacidad para canalizar y concentrar energía). Además pueden ayudar a meditar y a fortalecer el aura.

Es muy difícil lograr establecer cuándo se comenzaron a utilizar los cuarzos, piedras y cristales como amuletos o talismanes. Posiblemente los primeros humanos del paleolítico ya consideraran como sagradas o mágicas sus herramientas de piedra, y al artesano que las fabricaba como un "hombre santo".

Los datos más concretos que se conocen se remontan a los egipcios (como el Papìro Ebers), quienes creían firmemente en la eficacia de las piedras y los cristales para curar enfermedades y otros padecimientos.


¿Qué son los cristales?
Físicamente, los cristales son, dicho en una forma muy burda, agua fosilizada. Se forman cuando el agua se combina con un elemento en presencia de ciertas condiciones de presión, temperatura y energía. Cuando las condiciones sean las adecuadas, el agua provocará que el elemento se recombine en un determinado patrón  se convierta en cristal.

Los cristales están formados por la unión de partículas dispuestas de forma regular siguiendo un esquema determinado que se reproduce, en forma y orientación, y que crea un patrón que se repite en todo el cristal.

Se considera que los cristales tienen ciertas propiedades en el campo de las, así denominadas a falta de un término mejor, ciencias ocultas. Por ejemplo, está comprobado el cristal de cuarzo es muy utilizado para amplificar, transformar, almacenar, enfocar y transmitir energía (como en los conocidos relojes de cuarzo).

Son muchos los misterios que la naturaleza; no obstante, varios de ellos se han ido descubriendo con el paso de los años por el hombre. Nos hemos centrado casi exclusivamente en el reino animal y vegetal para tratar de obtener todas nuestras energías y beneficios, quedando sin explorar la mayoría del reino mineral.

Propiedades curativas de los cuarzos y cristales.
Los cristales, sobre todo los cuarzos, han sido utilizados a través de los años como transmisores de energías universales sumamente poderosas. Siempre han funcionado como catalizadores de nuestra conexión con diversas dimensiones superiores a la nuestra.

Una gran mayoría de las enfermedades (sobre todo muchas de las así denominadas "enfermedades modernas") que presentamos los seres humanos tienen un componente  psicosomático, por lo que los cristales son un excelente preventivo para cualquier padecimiento.

Según la teoría del uso de cristales como herramienta curativa, éstos modulan y enfocan las energías / vibraciones curativas de modo que pueda ser absorbidas por el organismo, ayudándolas a sanar por sí mismas.

Si la intención es sanar o transformar nuestro entorno, el cuarzo nos ayudará a armonizar, unificar y equilibrar nuestro campo energético vital.

Cualquiera que lleve cuarzo encima de forma habitual (como en un colgante) siempre logrará interactuar con él utilizando diversas formas de vibración, tales como el pensamiento, la música, uso de colores, el tacto, etc.

El cuarzo, y en general, el cristal, (ya que el cuarzo no es sino un tipo de cristal), tiene la capacidad para desbloquear la energía de un individuo y equilibrarla de forma que s encuentre en armonía.

El uso de los cristales es otra herramienta dentro del "arsenal" que de la magia. Además el estudio y la práctica de su uso te dará una nueva perspectiva vital. Y la ventaja de esta nueva herramienta mágica es que a diferencia de hierbas e inciensos jamás se descompone (puede romperse, así que ten cuidado).


Elegir el cristal o cuarzo adecuado.
Cuando elijas un cristal o un cuarzo para trabajar con el, asegúrate de que su vibración natural es armónica con la de tu energía interior. Se puede saber simplemente teniéndolo en la mano. Has de sentirte cómodo con él, como si fuera una extensión de ti, mientras que si su vibración es disonante con la tuya notarás una molestia e instintivamente querrás soltarlo. Sus energías particulares interaccionan con tus energías de forma individual, por lo que un cristal o cuarzo en particular es diferente para cada persona.

Métodos para limpiar un Cristal o Cuarzo.
Puedes colocarlo en agua de mar o en una solución de agua con sal marina durante un tiempo. También puedes enterrarlo en barro o en tierra común, otra manera es dedicarlo como si fuera un herramienta.

Si alguien llegara a tocar tu cristal o cuarzo, podría dejar su propia impronta energética en él, y si, por ejemplo, la persona esta deprimida, asustada, furiosa, o de mal humor, podría llegar a dejar esa impresión en tu cristal o cuarzo. Aunque siempre puedes volver a limpiarlo.

Existen muchos libros acerca del tema en donde podrás averiguar para qué funciona cada tipo de cristal, como es de Scott Cunningham.