martes, 27 de noviembre de 2012

El Ritual Wiccano


El Ritual



El Ritual en Solitario
En el ritual solitario, el Celebrante es responsable del procedimiento entero, de principio a fin. Un/a brujo solitario puede hacer cualquier acto mágico o ritual solo, salvo el del Gran Rito, (porque requiere una pareja del sexo opuesto) y la magia(k) sexual, aunque las parejas que se consideran solitarias pueden realizarlo sin problemas[1].

Preparación Ritual
Primero, necesitas un propósito para el ritual Hay dos tipos de rituales: los creados para honrar a una deidad o deidades, y los diseñados alrededor de un trabajo mágico específico. Debes determinar si estás diseñando una celebración o un ritual activo. Necesitas determinar qué dirás y cuándo. ¿Incorporarás baile, música, cánticos, o nada de nada? Lo mejor es tener una estructura general, aunque vayas a realizar un ritual en solitario, y es bueno apuntarlo en algún tipo de chuleta.

Un ritual empieza y acaba en el Círculo, por eso algunos usan indistintamente círculo y ritual, aunque esto no es exacto.

El círculo mágico
La teoría popular acerca del círculo mágico es que es un círculo que se traza en el piso para protección de quien hace magia. La realidad es mucho más compleja e interesante. El mal llamado "círculo" no es tal, para empezar, sino que es una esfera/ovoide que el mago traza (o visualiza, para ser más exactos) a su alrededor antes de comenzar rituales u otros actos mágicos. El objetivo principal es delimitar el espacio en el que realizaremos un ritual.
Tradicionalmente, el trazado del círculo en la Wicca incluye los siguientes pasos:

  • Preparación ritualo   Definir el propósito 
    • Escribir el ritual 
    • Recoger las herramientas necesarias
  • Purificación
  • Preparación del Altar
  • Consagración de los elementos.
  • Trazado físico del círculo
  • Llamadas a los Cuartos
  • Invocaciones
  • El Banquete Ritual
    • Dedicar los pasteles y el vino
    • Repartición de los pasteles y el vino 
    •  Meditación
  • Conclusión
    • Dar gracias a los Señores de las Atalayas
    • Dar gracias a las Deidades
El orden varía de acuerdo a la tradición/autor/ejecutor, pero en general, el último paso siempre son las invocaciones al Dios y a la Diosa.

Herramientas 
Las herramientas usadas en un ritual varían mucho, y dependen en mayormente de las elecciones personales, aunque suelen incluir algunas de estas cosas, o todas:

Agua, Sal, Pentáculo, Daga o espada, Vara o varita, Incensario / incienso, Dos velas para la iluminación del altar (u otra fuente de iluminación), Una representación del fuego (normalmente representado por una vela central), Velas de elementos (verde para el Norte (Tierra), rojo para el Sur (Fuego), amarillo para el Este (Aire), azul para el Oeste (Agua) [2], aunque los colores son opcionales), Escoba, Cáliz, Caldero, Plato, Pasteles, Bebida, Campana, Una vela dorada y una plateada (o representaciones del Dios y la Diosa equivalentes), Un regalo de dedicación, Cuatro elementos para ser colocados en el altar y que representen los cuatro elementos, Túnica, Cuerda para hacer el círculo mágico, Una toalla, felpudo o alfombra (para tumbarse o arrodillarse si añades meditación al ritual).

Purificación
Algunos realizan una limpieza corporal exhaustiva, mientras que otros lo hacen simbólicamente, y para otros son unos momentos de meditación previos al ritual[3].

Preparación del Altar
El altar debe estar en el centro, o justo al norte del centro del Círculo.

Algunos meditan ante el altar antes de trazar el circulo y comenzar el ritual. El altar debe contener todo lo necesario para el ritual, para evitar tener que salir del círculo[4], por lo que es bueno repasar todo el ritual antes de realizarlo, y tener una "chuleta" con lo más importante, o si te trata de una celebración importante, o un trabajo que a se vaya a repetir, escríbelo detalladamente para así tenerlo para ocasiones siguientes.

Consagración de los elementos
Algunos consagran el agua, la sal...

Trazado físico del círculo
Consiste en caminar en deosil[5] (o simplemente apuntar mientras se gira sobre uno mismo, usando la vara o el athame) a lo largo del límite de nuestro espacio sagrado, demarcándolo en alguna forma. Dependiendo de la tradición y del brujo, puede hacerse entre una y nueve veces[6]. Una opción popular es trazarlo una vez con agua salada (representando los elementos agua y tierra), una segunda vez con el incensario (representando los elementos de fuego y aire) y una tercera vez visualizando nuestra energía demarcándolo, usando el athame, la vara, otras herramientas, como incensarios, o nuestra propia mano.

La idea es visualizar con cada pasada un círculo de contención, que terminará de cerrarse en una burbuja o un cono. Algunos realizan a la vez cánticos, recitaciones o lo hacen en silencio.

El trazado no se marca en el suelo (aunque algunos pueden tener un círculo permanente en un habitación, pintado o gravado en el suelo, y otros lo trazan con harina, arena o sal coloreada...). En el caso de usar el athamé o nuestras manos, simplemente debemos proyectar la energía a través de nuestro brazo extendido hacia abajo.

Llamadas a los Cuartos / Atalayas
Se llama "cuarto" a cada uno de los puntos del círculo que se enfrenta directamente con uno del los cuatro puntos cardinales principales. Esto también se encuentra en la Magia(k) Ceremonial. Cada punto cardinal tiene asignado un elemento, con el quinto (Akasha / Espíritu) representado en el centro (para algunos el altar es el representante del quinto elemento, mientras que según mi interpretación son los mismos oficiantes de la ceremonia los poseedores del quinto elemento en sí mismos).

En la Wicca tradicional, los elementos que se atribuyen a los puntos cardinales son fijos, y para Europa / Hemisferio Norte son los siguientes:

  • Este: aire.
  • Sur: fuego.
  • Oeste: agua.
  • Norte: tierra

Formas habituales de marcar los cuartos son el utilizar velas (de colores o no), elementos físicos que los representen, piedras coloreadas o cristales (que se asocien con el elemento en cuestión, aunque estas asociaciones son también personales).

Hay personas que prefieren trabajar con la topología local, utilizando por ejemplo el Este para el elemento Agua si tiene un río en esa dirección. Algunos invierten el patrón cuando están el hemisferio Sur.

La llamada en sí consistirá en invocar los poderes que asociemos con el punto cardinal en cuestión. Aquí de nuevo las acciones, e incluso a quienes están dirigidas nuestras invocaciones, varía de acuerdo al practicante y la tradición.

Algunos realizan la llamada a los Guardianes de las Atalayas o a los Señores Elementales, otros a Ángeles asociados a los diferentes elementos, otros a Deidades concretas asociadas con el cuadrante o con el atributo respectivo[7].

El núcleo de ésta llamada es una invitación respetuosa a la entidad. Estas llamadas comienzan tradicionalmente en el Este[8] y se realiza en sentido deosil. En algunos casos[9], el círculo puede trazarse en sentido widdershins[10] (anti-horario), aunque no lo recomiendo.

Invocaciones
El último paso es la invocación de la Diosa y el Dios, sea en sus aspectos de Gran Diosa y Gran Dios, o entidades particulares. Si vamos a hacer esto último, conviene utilizar un único panteón. Se  puede realizar mediante cánticos, oraciones o recitados, prendiendo velas en el altar, quemando inciensos particulares, o combinaciones de todo esto.

Apertura de una Puerta Temporal (solo si es necesario)
Si en algún punto durante la ceremonia es necesario dejar el círculo temporalmente, se puede usar el athame para cortar una puerta. Otros salen de círculo en deosil para que no se interrumpa.

Apertura del Círculo (fin de la ceremonia)
Cuando finaliza el ritual, se dirige a las representaciones de los puntos cardinales y se apagan las velas (o se cubren con paños si son objetos), diciendo (si fue la del Este):

"Partid en paz, Poderes del Aire, Mi agradecimiento y bendiciones de paz y amor"

De igual forma despide cada uno de los elementos, siguiendo el mismo orden con que fueron convocados. Al terminar, vuelve al centro y dice:

"A todos los seres y poderes visibles e invisibles, que acudieron a este rito, les agradezco por su presencia. Partid en paz. Le devuelvo el poder del círculo al universo, de donde vino"

Corta el círculo con un movimiento hacia atrás de la daga o espada, y dice para terminar:

"El círculo está abierto, aunque siempre será un círculo Alrededor mío y a través de mí fluye siempre su poder mágico"

Cerrar el Círculo Mágico
Finalmente, acabarás con el proceso de cerrar el círculo. Hay múltiples formas de hacerlo, a continuación pongo un ejemplo

Ejemplo de cierre de círculo.
El celebrante va a cada una de las cuatro direcciones y en cada una traza el pentáculo en el aire diciendo:

"Guardianes del Este (Sur, Oeste, Norte), Poderes del Aire (Fuego, Agua, Tierra), os agradecemos que vengáis a nuestro círculo y pedimos para vosotros bendiciones para que podáis partir con paz entre nosotros ahora y siempre. Sed Bendecidos".

El celebrante eleva el athame al cielo y luego lo lleva hacia el suelo diciendo:

"El círculo está abierto, pero no roto, vaya la paz de la Diosa en vuestros corazones, feliz encuentro, feliz partida, y feliz encuentro de nuevo. Sen bendecidos".

A la vez, se visualiza el círculo mientras se está abriendo. Recuerda apagar las velas que no vayas a dejar consumiéndose.

Limpiar el Área
Una vez hecho esto debemos guardar todas las herramientas, limpiar el altar, y en caso que algunos objetos deban permanecer en el mismo, dejarlos para que se extingan o impregnen de poder durante el período necesario.

Limpiar es ahora necesario. Si no has comido durante el ritual, te sugiero un completo asalto al frigorífico con multitud de carbohidratos. Tira cualquier residuo mágico de un ritual activo, incluido el banquete ritual. Lava todos los platos y copas, luego guarda tus herramientas. Si crees que estás llevando un exceso de energía, envíala a tus herramientas para darles poder extra.

Anotar el Ritual
Escribe en tu libro las partes en las que divides el ritual, indicando las secciones de cada una (si las ahí).

Debes determinar las herramientas y accesorios. Algunos añaden las joyas llevadas, si las hay, y la vestimenta[11].

Algunos practican "vestidos de cielo", otros con fantásticas vestimentas diseñadas por el individuo, y los que usan vestimentas que han sido decididas por el coven; (p. e., una túnica larga y negra).

El solitario es libre para hacer su elección. Algunos tienen diferentes estilos para diferentes rituales[12].

El color es importante si vas vestido, debería ajustarse a tu estado anímico y al ritual y su finalidad (aunque lo más normal es recurrir a ropas negras o blancas).

A menudo, un brujo solitario escoge una pieza de joyería[13] particular para regalarse a sí mismo durante el ritual de iniciación, o justo después de éste, como símbolo de su "nacimiento en la Wicca".

Otros toman una cadena a al que van añádiendo colgantes que van simbolizando su aprendizaje, en este caso los colgantes se van añadiendo de forma más o menos periódica (en los diferentes Sacramentos, por ejemplo).


[1] Para algunos un Coven requiere un número mínimo de miembros, a mi entender un coven en un grupo estructurado que lo desea ser, de otra manera los grupos de solitarios, como indiqué anteriormente, serían denominados Concejos, o grupos ad hoc.

[2] En mi opinión, las velas no son estrictamente necesarias sino símbolos o focos para ayudar en la concentración, un objeto o elemento diferente que las substituya en su papel de símbolo puede vales, esto pueden ser tanto bombillas coloreadas como piedras pintadas (eso si deben ser visibles claramente, o será como si no estuvieran, lo cual es también una solución si se tiene un buen sentido de la orientación).

[3] Algunos, por influencia de tradiciones orientales, antes del ritual, se dan una ducha o baño caliente y meditan meditan, abriendo los centros chakra y limpiándolos con el agua.

[4] Algunos emplean una especie de altar auxiliar para depositar temporalmente los objetos que no se usa en ese momento y que no deben estar aun en el altar, mientras que otros determinan una zona del altar para estos menesteres.

[5] En el sentido de las agujas del reloj.

[6] La magia faery requiere que se haga tres veces, mientras que algunos Coven hacen que cada miembro delimite el círculo caminado a su alrededor al entrar en él.

[7] De elegir ésta última opción, algunos ven aconsejable el utilizar un único panteón, aunque otros consideran esto irrelevante.

[8] Algunos comienzan el el Norte.

[9] rituales de Luna Oscura, por ejemplo, esto es, realizados en noches sin luna, o rituales de "magia gris".

[10] Sentido contrario al deosil, se usa para cerrar el círculo.

[11] Incluso si se realiza "vestido de cielo".

[12] Como dije anteriormente, soy partidario de los vaqueros, las camisetas de manga corta de un solo color (que pueden variar según el ritual), y los pies descalzos cuando nada lo impida.

[13] Puede ser un simple colgante de madera o un elaborado brazalete de oro con diamantes, cada uno según sus gustos.