lunes, 19 de noviembre de 2012

Brujería de Cocina


Brujería de Cocina



Recibe el nombre de "Brujería de cocina" el grupo de practicas mágicas que se basan en el uso de recetas y otros medios denominados "tradicionales". De hecho muchos ingredientes para "fabricar hechizos" pueden encontrarse en una cocina medianamente bien surtida.

Cosas como orégano, perejil o ajos son comunes entre las "fórmulas tradicionales". ¿Y que imagen le viene a uno a al cabeza cuando piensa en una bruja?, por supuesto, una anciana revolviendo un caldero.

Y en la cocina no solo están los "ingredientes" de los brujos, sino también las herramientas; cuchillo, escoba, fuego, caldero, todo está ahí, incluso una cuchara o tenedor de madera puede hacer las veces de varita. 

Todo el mundo sabe que la mejor forma de esconder algo es entre otros "algos" similares, teniendo esto en mente no debería extrañarnos que muchos brujos/as escondan entre los útiles de cocina sus herramientas del "oficio".

Los "brujos/as de cocina" se especializan en esta faceta tan tradicional de la brujería, para ellos la cocina es su templo y el lugar sagrado de su hogar (nunca mejor dicho), donde prepararan sus hechizos y sus fórmulas, su laboratorio mágico y su lugar de meditación.

Esta tal vez sea la faceta más tradicional y antigua de la brujería, y posiblemente una de las menos tenidas en cuenta, llegando a ser considerada como anticuada, incluso, pero no debemos de menospreciar este estilo de magia tradicional, sino usarlo también y añadirlo a nuestros "arsenal" de prácticas mágicas.

Y recuerda, si te funciona, ¿por qué no usarlo?