jueves, 29 de noviembre de 2012

Agua



El Agua y la Magia



Es uno de los cuatro “elementos” tradicionales, representa el segundo estado de la materia (líquido); sin color y sin sabor, fuente de vida y vía de muerte… y de renacimiento…

El agua es todo eso y más. Pero sus funciones se pueden dividir en dos grandes bloques: Aguda de Vida y Agua de Muerte.

Agua de Vida
El Agua como símbolo de está ahí desde el principio, presente en el líquido amniótico, en el agua del mar del cual surgieron las primeras formas de vida del planeta (de hecho estudios científicos ha probado que la composición del primero es muy similar a la de los océanos primigenios)

También es limpiadora, elemento de purificación y así también considerada, de vida. En la biblia cristiana primero , antes de crearse la tierra, fueron las aguas.

Y qué decir de la sed, máximo indicador de la necesidad de agua y que la convierte en elemento básico para la vida. Prueba última y definitiva de su la do vital es el hecho innegable de que sin ella no existiríamos y si no podemos consumirla, sea de una forma u otra, morimos.

Agua de Muerte
No es de extrañar que algunas culturas, como la indú, le entreguen los cuerpos de sus seres queridos cuando estos fallecen, de hecho todos hemos visto películas de marinos donde los cadáveres eran lanzados al mar en una ceremonia.

Normalmente las Aguas de Muerte lo son porque son también de Vida, el principio de la vida es, o ha de ser, para cerrar el círculo, el final de la vida.

Caso curioso es el de la macumba afro-caribeña (vudú, voodoo, candomblé, etc.) donde se consideran las aguas marinas como la residencia de los espíritus de los muertos, y a través de ellas viajar por todo el mundo. Hay que tener en cuenta que muchos esclavos que morían en su travesía de África al Caribe eran arrojados al mar, ¿podría haber evolucionado de ahí esa idea?

En todo caso no puede negarse su naturaleza como representación de la muerte, así como de la vida, elemento dual cuyas naturalezas están tan patentes y tan unidas a la vez que es difícil de concebir algo que puede poseer el mismo grado de dualidad de una forma tan completa y compleja.

Be water, my friend
Bruce Lee