jueves, 20 de diciembre de 2012

Yule



Yule
21-22 de diciembre
(Solsticio invernal, Alban Hartan)




La festividad de Yule representa el triunfo de la luz sobre la oscuridad, ya que es la noche más larga del año y tras ella vuelve a doninar el día. 

En esta fecha en los tiempos antiguos se encendían grandes fogatas y velas para dar fuerza al sol y ayudarlo para que pudiera salir, rompiendo tan larga oscuridad.

Comenzando la siguiente mañana al amanecer, el Sol se eleva un poco más alto y se queda un poco más tiempo en el cielo cada día. 

La mayor parte de la celebración está dirigida a los ancestros que esperan el renacimiento del Rey Roble, el Dios Sol, el Creador de la Vida que calienta la Tierra helada, y cuida y cria las semillas, que permanecen protegidas durante el Otoño y el Invierno en sus entrañas. 

Las deidades de Yule son todos los Dioses solares, Diosas madres y la Diosa Triple. Los mejor conocidos quizá serían Dagda, una de las deidades principales de la mitología irlandesa y Brighid, la hija de Dagda.

Dagda es uno de los jefes de los Tuatha Dé Danann, sus atributos son una cachiporra con la que se enfrentaba a sus enemigos  y que tenía el poder de devolver la vida cuando uno era tocado por el mango de la misma, y un caldero inagotable (calderode la abundancia).

Brighid enseñó a los forjadores el arte del fuego y los secretos para trabajar el metal. 

La llama de Brighid, llama de la nueva vida, atraviesa la oscuridad del espíritu y de la mente, mientras que el caldero de Dagda asegura que la naturaleza siempre provea para todos los niños.