miércoles, 5 de diciembre de 2012

Nevera Vacía


Nevera Vacía

De pie ante una nevera vacía
pensado en qué cocinar,
Aceite, sal, agua y pasta
y luego ponerle algo más.

Pasta, pasta, corta o larga,
dura elección para empezar.
¿Carne blanca, carne roja,
 o pescado para acompañar?

Voy repasando en mí mente
los ingredientes para comprar
mientras considero las opciones
para esa comida preparar.

Allí de pie, en la cocina
pensando ante el glaciar
desolado, blanco y vacío
de la nevera del hogar.

Piensa, pienso, rápido
una decisión he de tomar,
con tomate o con nata, 
que tipo de salsa preparar.

Al final decido, siempre al final,
 formato largo, tomate,
pimiento, cebolla y algo más
solo queda la proteína que acompañará.

Carne, carne magra, de ternera,
fileteada en lágrimas de cristal,
envidia del carpaccio y templada
solo un poco nada más.

Queso, lección crucial, que corona
con su tono y su textura el plato al final
cabra, sí, queso de cabra,
blanco, aromático y original.

Y unas hierbas por encima, 
aunque decido variar,
entre la pasta y la carne
pico de gallo encontrarás.