lunes, 4 de febrero de 2013

Veo


Veo...

Veo el cielo gris fundiéndose con el mar, 
veo rocas apoyadas sobre las aguas,
y su rocosa apariencia convertirse en vegetación...

Y me doy cuenta de las limitaciones del hombre,
mientras contemplo más tonos de verde
que palabras conozco en mi propio idioma...