lunes, 18 de julio de 2016

La Frikiestantería


Cómo Organizar unas Frikiestanterías!!!

Lo que inspiró esta entrada...

La frikiestantería es ese rincón mezcla de expositor, almacén y cueva del tesoro donde viven los libros y otro material friki. Lo primero a la hora de organizar una frikiestantería es elegir la estantería.

-Tamaño: Olvídalo, nunca cabrá todo tu material friki en una sola estantería, aunque sea hecha a medida como la mí, lo mejor es que vaya del suelo al techo y no deje huecos en la pare. Unas baldas lo suficientemente profundas servirán para que puedas colocar figuras, tazas, armas blancas y otros objetos frikis que no son libros delante de éstos, para romper la monotonía.

-Localización: Lo ideal es que esté en tu "sancta sanctorum friki", para algunos es una esquina en el salón, para otros es su dormitorio y algunos incluso tienen la suerte de contar con un cuarto para albergar el frikismo. Ten cuidado con las humedades, debes poder ventilar el lugar fácilmente, aunque lo mejor es que no le de la luz diréctamente a los libros, pues se puede comer el color.

-Anclaje y diseño: Tornillos grandes y gordos, arriba y abajo, y no estoy exagerando, (y si puede ser de obra y empotrada en el muro, mejor), es una estantería que vas a cargar y sobrecargar más allá de lo que el diseñador pensó posible. Las baldas de dos centímetros de grosor son casi obligatorias para evitar que se comben, y asegúrate de dejar espacio suficiente sobre lo libros para poder cogerlos con la mano sin necesidad de andar haciendo virguerías.

Una vez tenemos nuestra estantería en el sitio, hay que proceder a llenarla.

-Cajas y similares: No desprecies esas cajas (de plástico o cubos de cartón forrado en tela son algunos de las posibilidades) que venden en algunas macro-tiendas vikingas o pequeñas tiendas orientales, las recomiendo especialmente para la parte inferior, manteniendo tus libros a salvo de involuntarias patadas, o del animal de compañía correspondiente (se incluye entre estos parentela de pequeño tamaño como sobrinos y similares).

-La parte inferior: Es un error pensar en poner en la parte inferior los libros que no se van a usar "de momento", piénsalo, es mejor poner esos "intocados" arriba de todo, y dejar la parte inferior a aquellos libros que te gusta leer y ojear de vez en cuando o manuales de rol que usas como "material de apoyo" para otros juegos, en mi caso la parte inferior esta poblada por Stormbringer/Elric, MERP, Ars Magica y otros libros de Joc/Factoría, junto con material de Battletech y ADD.

-Lo de arriba de todo: Seamos sinceros, esta es la parte que no alcanzas sin una escalera o taburete, así que los libros que ya has leído y que no vas a leer son ideales para este lugar, incluidas esos libros y comics que no quieres que nadie manosee pro que son atractivos visualmente (en mi caso, Sandman en su edición imitación cuero, y primeras ediciones en castellano de Tarzán de Burroughs).

Si las baldas son lo suficientemente profundas tal vez puedas hacer dos filas, dando mayor protección a aquello que colocas al fondo, detrás de una segunda fila de libros. En este caso es bueno hacer una lista sobre las cosas que están en esta segunda fila para poder localizarlos con facilidad cuando los quieras volver a leer (o lo que sea)

-Las baldas del medio: Aquí van los libros que usas  consultas habitualmente, la colección de comics que estás siguiendo en ese momento. Es en estas baldas donde debes situar las "cosas que no son libros" para conseguir dos efectos, por un lado romper la monotonía estética, por otra, como parapeto de defensa frente a muggles (las espadas y cosas punzantes son lo mejor, a mucha gente le da "cosita" tocarlas).

Ahora sólo queda dividir los libros, lo normal es hacerlo por categorías: novelas de ciencia ficción, novelas de fantasía, manuales de rol... pero dentro de cada categoría tiene sus peculiaridades.

-Novelas de fantasía: No es lo mismo las obras de Tolkien que las novelas de Reinos Olvidados, o que fantasía más actual como las obras de Trudi Canavan, intenta mantener juntas las colecciones (mejor dicho, debes mantener juntas las colecciones), pero no temas intercalar otros libros entre una y otra colección, aquí la clave es el tamaño.

-Novelas de ciencia ficción: No es lo mismo ciencia ficción clásica, que el cyberpunk de W. Gibson, que una obra como Justicia Auxiliar, o incluso que La Fundación de Asimov. Una vez separadas las sagas y colecciones y puestas juntas, como dije en el apartado anterior para la fantasía, no temas intercalar obras que no sean de ciencia ficción si son la "pieza que cabe" en el hueco.

Por cierto... ¡¡¡no fuerces los libros!!! si no caben, no caben, no los metas a presión en un hueco, ellos también tienen sentimientos (de hecho están llenos de ellos).

-Juegos de Rol: La primera clasificación, y la más lógica es "por juego", luego "por universo", por ejemplo, lo ideal es poner juntos todos lo libros de Vampiro, mejor si puedes poner a continuación de Vampiro: La Mascarada los de Edad Oscura y los de Victoriana, y lo más cerca posible, el resto de juegos de Mundo de Tinieblas. Seguramente habrá casos en que una balda puede no llegarte para todo un juego o sistema (yo dedico prácticamente dos baldas a juegos de D20) en ese caso lo ideal es que las baldas donde estén los juegos del mismo tipo sean consecutivas, horizontal o verticalmente.

¿Qué hacer con esos juegos sueltos? Los juegos de los que sólo se tiene un único manual (o tres a lo sumo, contando la pantalla) son ideales para cubrir huecos, aunque recuerda dejar espacio para ese libro que va a venir... (como, por ejemplo la Gran Campaña de Pendragón, si como yo tienes el Pendragón).

En caso de necesidad (que la habrá) no dudes en poner a compartir balda a manuales de rol libros-no-de-rol, especialmente si casan especialmente bien (yo tengo compartiendo balda libros de Star Trek y de EXO 3464).

Por supuesto, todo esto está sujeto a la disponibilidad de espacio, pero intenta mantener al menos las colecciones juntas.

-Mantenimiento: Un plumero aplicado ligeramente es lo ideal para el mantenimiento semanal o quincenal (cada uno sabe cuanto polvo se acumula en su casa) y aplicar un paño para retirar el polvo que se acumula delante de los libros. Para el que cae sobre ellos (ya sabéis en los cantos) yo recomiendo igualmente un plumero pasado muy ligeramente, y si podéis solo soplar, mejor, que las hojas se dañan más con un paño húmedo que con un poco de polvo en esos cantos.

-Redistribuciones: Piensa que la colocación no es fija, habrá nuevas adquisiciones (compras, regalos, truques) libros de los que os desearéis por uno u otro motivo... una frikiestantería nunca está perfecta, siempre hay algo que puede cambiar, así que aprovecha esas "recolocaciones parciales" para limpiar los libros y las baldas que estás recolocando.

Lo que no cabe
Siempre habrá algo que no quepa, por uno u otro motivo, en ese caso recomiendo recurrir a las ya citadas cajas de almacenaje de plástico, y guardarlas en el lugar más accesible posible, una colección guardada en un trastero es como si no existiera, después de todo para los frikis nuestras colecciones son nuestras fuentes de vis, donde nos refugiamos y refugiamos para recargar energía, y eso no es posible si ésta se encuentra en un trastero o un sótano al que para llegar a él tienes que vestirte como si fueras a una expedición al polo, o a cruzar las estepas asiáticas.