miércoles, 19 de febrero de 2014

Respuesta a la Torre de Ambar


 Esta entrada en una respuésta a ESTA entrada de la Torre de Ambar

Quiero comentar., antes de nada, que tengo cronometrado en 4 horas el tiempo de creación de un personaje de Anima sin usar la hoja de Excel AQUI)  y usando todos los manuales publicados, (al tiempo que escribía un artículo sobre la creación de personajes en Anima).

A mi forma de verlo, el mayor defecto que tienen Anima suelen ser jugadores y directores de juegos, y esto no lo digo con ánimo de insultar a nadie, sino por experiencia propia. Anima es un juego que, como Vampiro, requiere un enfoque especial para poder jugarlo y dirigirlo correctamente, esto es, tal y como fue concebido.

El problema de los juegos con muchas "opciones sobrenaturales", (voy a llamarlo así) es que los jugadores, y el director de juego incluido, suelen querer PROBARLO TODO, con lo que acaban sobrecargando se "sobrenaturalidad" el juego.

Con respecto a las Guías de Gaia (I y II) estoy de acuerdo con lo expuesto en La Torre de Ambar en que tal vez hubiera sido mejor, que hubieran sacado material de ambientación centrándose en áreas más pequeñas (un país, una ciudad... como se hizo con Scarred Lands en un principio). De todas formas, tampoco es muy problemático si el grupo comienza en un sitio y el viaje transcurre paulatinamente.

De hecho, una buena forma de controlar tanto las subidas de nivel, como el ámbito geográfico, consistente en asignar una serie de "niveles" a los diferentes lugares, por ejemplo, el pueblo donde comienzan los jugadores, niveles 1 a 3, en la comarca 4 a 5, el resto del páis 6 a 8... y así, de forma que sabes el tipo de antagonistas que pueden aparecer en cada lugar además de evitar el "ansia viajera" (esto solo es una idea que se me acaba de ocurrir).

En resumidas cuentas, no veo en Anima más defectos que en otros juegos, de hecho, tal vez el mayor problema con el que yo, como director de juego, me encuentro en Anima, es su ambientación, que no es exactamente el tipo de ambientación que a mí me gusta (yo soy más de Strar Trek, Cyberpunk y Humphrey Bogart).

Como conclusión solo puedo sugerir a los que vayan a jugar a Anima que empiecen poco a poco, que es imposible tragarse todas las reglas de un tirón y que si quieren limitar determinados "poderes sobrenaturales" en un afán de limitar la cantidad de información con la que se trabaja, sean totalmente libres de hacerlo, posteriormente cuando se esté más cómodo se pueden ir añadiendo poco a poco como "secretos antiguos reencontrados" o lo que sea.