viernes, 19 de abril de 2013

Reseña Rolera - El Juego de Rol de la Tierra Media (MERP)


Mirando al Pasado:

El Juego de Rol de la Tierra Media (MERP)



El Señor de los Anillos, el Juego de Rol, el primero, el original, el de Iron Crown Ent. (ICE), era un juego que cuando yo empecé a jugar, hace ya bastantes años, se veía mucho en las mesas de juego, mientras que ahora acarrea una fama de juego "complejo", tal vez, en parte, heredada del Rolemaster, del cual deriva.

El MERP (como me referiré a él a partir de ahora) posee tanto cosas buenas como malas. Por un lado fue durnate un tiempo uno de los pocos juegos que estaba disponible en castellano (publicado inicialmente por JOC y en su Segunda Edición, por la Factoría) y que además contaba con abundancia de suplementos, la mayoría dedicados a describir de lugares de la Tierra Media. Además era muy fácil apra los direcotres de juego y los jugadores conocer el mundo de aventura gracias a las obras de JRRT, en las que se basa el MERP.

Por contra, su aspecto más criticado fue el uso de tablas (tabla para armas de filo, para armas contundentes, de caídas, de pifias, de críticos...), de hehco durante un tiempo fue normal que  apareciera a menudo alguien con una nueva tabla que cubría algún aspecto totalemnte banal del juego, como por ejemplo una ETabla de Crítiocs y Pifias de CocinarE, pero que en (muchas) ocasiones era incorporada a la partida en curso, ante als perspectivas de las risas que podría producir.

(Debo aclarar que el sistema del MERP, una versión simplificada del usado en el Rolemaster, hace uso de dados de cien, en tiradas de d100+habilidad, y se denomina percentil, para diferenciarlo del sistema porcentual usado en los juegos de Chaosium, que aunque también usan dados de cien caras la tirada es d100 contra la habilidad)

La cosa se ponía peliaguda cuando en la mesa de juego se daba un paso más y se apliaba el sistema al de su ya citado "hermano mayor" Rolemaster, donde las tablas pasan a ocupar libros enteros dedicados a Armas, Hechizos... (por otro lado un director de juego siempre podía recurrir a los manuales de criaturas  y tesoros de Rolemaster para dar una mayor porfundidad a sus partidas de MERP).

no recuerdo ninguna partida de MERP, tanto en su versión "original" como en la "ampliada" (usando manuales de Rolemaster) en que no me lo apsara bien (cosa que con otros juegos de fantasía del momento no siempre ocurría). Tal vez fuese, también, porque en el grupo con el que jugaba entonces se hacía una "distribución de tareas", léase, el director de juego nos repartía a los jugadores copias de las tablas para que nosostros mismos controlásemos los resultados de las tiradas, dejándolo así más libre para continuar con la nartración de la partida (léase, nos controlábamos las tiradas los unos a los otros...) y que ésta fluyera sin tnatas pausas tipo "busco en la tabla X".

Posteriormente aparecieron en el mercado otros juegos tratando el mundo del Señor de los Anillos (y del Hobbit), pero tal vez la nostalgia y el recuerod de aquellas partidas (en als cuales nos llegábamos a juntar unos diez jugadores a la vez) me han impedido llegar a jugarlos, tal vez temiendo inconscientemente que pudieran estropear mis recuerdos de la Tierra Media... y de los otors mundos que exploramos usadno el mismo sistema.

Recuerdo especialmente el "Mundo de Efra", creado por uno de nuestros directores de MERP (por nuestro director habitual de MERP para ser más exactos), en el cual su creador realizó un a labor que pocas veces he vuelto a ver en un director de juego, inlcuyendo la creación / adaptación de cerca de una docena de razas y la creación detallada de todo un mundo completo (uan mezcla entre la Tierra Media y los Reinos Olvidados), mapa incluido. Se hizo famosa su frase sobre el sistema educativo infantil... "ahora ya comprendo la importancia que daban en parvulos a no pasarte de la línea al colorear", pronunciada mientras realizaba la "iluminación" de uno de los folios A4 (no recuerod bien si eran en total seis u ocho) en lso que había dividido el mapa del mundo.

También fue con el MERP con el que empecé mi amor por los mapas hexagonados (junto con el Battletech) frente a los cuadriculados. Tal vez a muchos les parezca una tontería, pero el hecho de ver una hoja hexagonada en una mesa de juego ya te indica que la gente que está jugando (o al menos el director de juego) son "roleros viejos"

Con especial cariño recuerdo la campaña (más de un año de juego) del "Mundo de Efra"en la cual una banda de aventureros compuestos por un mago goblin, dos guerreros minotauros (uno de ellos mi personaje, Kapla, miembro de una tribu de minotauros blancos), un guerrero atlante (apodado "el hombre glu-glu"), un goblin cocinero (el jugador que lo lelvaba decía que era explorador, pero solo sacaba tiradas abiertas en Cocinar) y varios guerreros humanos (de diversos orígenes) arrasamos (literalmente) ciudades y fortalezas mientras desbaratábamos los oscuros planes del "Malvado Conte Rasta" así, como suena, con nombre y apellidos...), destrucción de un barco volador sobre una ciudad incluida.

A veces, los juegos "de antes", solo por no ser novedosos, no dejan de ser buenos juegos, y, como las películas antuguas, ciuadno se juegan, hay que hacerlo como se pensó que se iba a hacer cuando fueron creados, con appeles y lápices encima de la mesa, y notas a mano, y mapas coloreados con lápices de ceras...

Yo, por mi parte, creo que me voy a hacer un wose...

*-*-*

Tras escribir esta entrada recibí un correo electrónico anunciándome el nuevo capítulo de Tiempo de Dados, de Turbiales, que curiosamente, también trata de este juego.... sincronía jungiana...

Vuelto a editar el 07/03/2015 para incluir la Reseña del MERP realizada por Rol de los Noventa.