viernes, 26 de abril de 2013

Mecenazgos, otra vuelta de tuerca...


La Trampa de los Mecenazgos, 

otra vuelta de tuerca...

Definiciones
Empresario es el que realiza una empresa.
Empresa es una tarea árdua y difícil.
Se entiende por empresario el que arriesga su dinero para obtener un beneficio...

¿O no?
 
El mecenazgo, surgido recientemente como un método de financiación con capital privado proveniente de los consumidores finales.

Un mecenazgo es un proceso mediante el cual un creador / fabricante se compromete a crear / fabricar un producto determinado siempre (y en la medida) que los compradores finales se comprometan alentándole el dinero (normalmente en la cantidad del precio final del producto) y consiga obtener un número de compromisos que sumen un total predeterminado por él mismo (el creador / fabricante).

El mecenazgo se diferencia de la creación / fabricación por encargo o bajo demanda en que el producto del mecenazgo no suele existir previamente a la finalización del proceso de mecenazgo en sí mismo, sino que se desarrolla a partir de éste, no existiendo más que una idea o concepto general del producto final. Por el contrario en el modo "bajo demanda" el producto existe, hay planos y diagramas del mismo y solo falta "ensamblar las piezas" para obtenerlo.

En los sistemas de mecenazgo el riesgo de la empresa lo asumen los mecenas / compradores, que pagan por adelantado, y el beneficio se lo lleva el que monta el mecenazgo / crea el producto.

Originalmente al mecenazgo recurrían creadores en busca de financiación para realizar algo en lo que ellos creían, su "obra". Aun existen estos mecenazgos, con ellos uno sabe que los creadores son personas comprometidas, si no legalmente, sí emocionalmente con la realización de la obra / producto.

 Hoy en día hay incluso empresas ya consagradas que recurren a sistemas de mecenazgo para sacar al mercado productos de líneas ya consagradas, que en teoría no tendrían riesgo ninguno de no venderse, no habiendo por tanto riesgo para el empresario adelantar los costes de producción, ya que hay una seguridad plena de que el producto se va a vender. (ejemplo: cojes cualquier cosa, le pones un logo de SW y se vende).

No veo mal que una pequeña empresa/editorial o un particular recurra estas cosas cuando quiere sacar un producto. Pero veo FATAL que lo hagan empresas ya consagradas con productos ya consagrados y que sabes que vas a vender si o si (hombrelobo-vampiro-starwars-por-decir-algunos-cuyo-mero-nombre-ya-los-vende).

No se puede olvidar tampoco que los mecenazgos se apoyan en internet, y lo productos de los mismos llegan directamente a los mecenas, y además, en algunos casos (no todos) no se puede conseguir el producto fuera de la red, esto es, no se puede conseguir en tiendas, que son obviadas (salvo contadas ocasiones en que pueden participar en el mecenazgo en calidad de tiendas y no en calidad de consumidores finales).

Así podemos decir que los mecenazgos van actuando poco a poco contra el pequeño negocio, hundiendo la tienda de toda la vida.

No podemos dejar de comentar lo que se decía en el podcast Leyendas de Cthulhu (episodio 11) al respecto de los mecenazgos (y en concreto sobre los mecenazgos de juegos de rol), esta forma de financiar un proyecto, y ala vez asegurar las ventas, llevará con el tiempo a que sólo se puedan conseguir determinados productos (juegos de rol, por ejemplo) vía mecenazgo y provocando los cierres de las tiendas (especializadas o no) tradicionales... y posteriormente el derrumbe del modelo de mecenazgo (que ocurrirá, antes o después) cuando los productos no cumplan las (elevadas)  expectativas de los mecenas, cuando varios promotores de proyectos desaparezcan con el dinero dejando a los mecenas sin dinero y sin su "objeto de deseo", o cuando, simplemente, el proceso de competición entre mecenazgos (no hay para todos, chicos...) acabe quemándolos o haciéndoles prometer imposibles y acabe implosionado la burbuja... o todo a la vez.

El principal motivo de riesgo de los mecenazgos es su propio éxito.

Pero pese a su corta edad los mecenazgos han tenido una evolución... negativa... en un principio los mecenazgos se diferenciaban poco de la producción bajo demanda. Existía un proyecto preparado y listo para sacar al mercado y sólo faltaba la financiación para ponerlo todo en marcha. En algunos casos se trataba sólo de reunir un determinado número de pedidos garantizados y pagados que cubrieran los costes de producción.

Actualmente existen mecenazgos a cinco años vista con fechas de entrega del producto final que se alargan hasta el infinito.

 También su éxito ha llevado a los promotores de mecenazgos a tener que competir entre ellos dentro de su "nicho de mercado" "nicho de mecenas", ofertando productos más elaborados, lo que hace subir los costes, y dar mayores "bonificaciones" (mal llamadas regalos) a aquellos que aportan más que el precio del producto (esto se realiza mediante una escala y según lo que uno aporte obtiene unas cosas u otras)


Lo dicho, en cuanto fallen dos o tres mecenazgos la cosa se va a caer de golpe.... y como la cosa se demore mucho y tengan aun más auge, las empresas (por llamarlas de algún modo) dejaran de sacar cosas por sí mismas y irán solo a los mecenazgos, así que cuando la cosa se vaya a tomar viento os acordareis de estas palabras...

Estamos?