lunes, 18 de enero de 2016

Consejos para la creación de una Ambientación rolera



Como crear / adaptar una Ambientación

La ambientación es el 50% de cualquier juego de rol, de hecho la mayor parte de los creadores de juegos de rol suelen comenzar por la ambientación a la hora de crear un juego, sólo un pequeño porcentaje son "creadores de sistemas". Otra cosa que muchos de los creadores de manuales  de rol tienen en común es que la mayoría empezaron realizando adaptaciones de ambientaciones que les gustaban, más que creando "mundos" desde cero.

Y una vez dicho esto, que se suele empezar por las ambientaciones, y adaptando ambientaciones, voy a decir algo que puede parecer que es una contradicción: debes elegir bien el sistema. Sí, el sistema, porque el sistema es el portador del tono del juego, el sistema es el que hace a un juego rápido, o lento, o más o menos "letal" para los personajes jugadores, un ejemplo de esto es El Juego de Rol de la Tierra Media o MERP de ICE, El Señor de los Anillos CODA, y El Anillo Único (publicado en castellano por Devir), tres juegos con una misma ambientación, y que no pueden ser más diferentes.

Otro aspecto a tener en cuenta es determinar los puntos clave de la ambientación, y voy a decir unas cuantas tonterías, un punto clave es aquello que diferencia una ambientación de otra, un ejemplo, lo que diferencia  a los vampiros de Anne Rice de otros es que evolucionan, se hacen más poderosos con el tiempo, y pueden cambiar, no son la típica figura inamovible, anclada en el tiempo de su conversión en vampiro. Otro ejemplo, en el Señor de los Anillos el punto clave es el viaje, no los enanos, ni los elfos, sino el viaje y las relaciones que ocurren en él.

Una vez que conocemos los puntos claves y el tono debemos recopilar información sobre la ambientación, crear un semblante de la misma. Robert E. Howard creo un ensayo, La Era Hiboria, donde se mostraba dicho escenario, pero no para ser publicado, sino para servir como material de apoyo a sus historias, pues bien, la ambientación es el material de apoyo en el que se asientan las historias, cuanto más coherente y detallado, mejor, ya habrá tiempo a simplificar.

Las ambientaciones presentan múltiples escenarios, a la hora de crear la ambientación rolera, debes concentrarte en los que vas a usar más a menudo, es decir, si vas a centrar las aventuras de tu juego en un país de todo el mundo (Sherlock Holmes en Inglaterra, por ejemplo), debes dar mayor importancia a dicho escenario.

Concéntrate en lo diferente, no pierdas el tiempo en decir que la gente de ese mundo bebe leche de vaca y el sol sale por el este y se pone por el oeste, marca sólo lo diferente, si tiene dos soles, o si el sol sale por el norte y se pone por el sur, o si no hay vacas y en su lugar se ha desarrollado una industria de leche de elefanta.

*-*-*

Y hasta aquí esta entrada...