viernes, 29 de enero de 2016

Cómo consiguen su nombre las hadas

 
Cómo consiguen su nombre las hadas
un relato infantil

Hay en algún lugar un prado lleno de todas las flores que podáis imaginar,  un lugar encantado conocido por sus moradores como Hogar de Hadas, ya que las hadas abundan en igual medida que las flores.

Bordeando este prado hay un bosque, el Bosque de Corazón de Hada, llamado así porque muchas hadas nacen aquí, y en él viven hasta que habiendo aprendido todo lo que un hada tiene que aprender, se trasladan al prado Hogar de Hadas para establecerse allí.


Pues he aquí que un día, una tarde de diciembre mejor dicho, casi un ocaso, que las hadas mayores se reunieron a la sombra del bosque, pues iba a producirse un nacimiento. Esto no era normal, ya que las hadas suelen nacer en primavera y verano, y algunas, las menos, en otoño, pero casi ninguna, y ninguna que se recordará en Corazón de Hada, en invierno.


Las hadas, al contrario de lo que mucha gente que se dice conocedora de ellas cree, no nacen de las flores, sino de los sueños de los niños, solidificados como gotas de ámbar sobre la corteza de los árboles, y ¡he aquí que una de esas gotas estaba resquebrajándose en pleno diciembre!


 Estaban allí reunidos Rocío de Helecho (Rocho para los amigos), un "hado" o hada masculino anciano y sabio, Aroma de Rosa (Aro), Luz de Margarita (Luma), Canción de Campanilla (Cancán), y muchas más. Tal vez os parezcan raros sus nombres, pero debéis saber que las hadas (y los "hados) no forman sus nombres como la "gente grande", que es como nos llaman, la primera parte del nombre de un hada lo recibe de la comunidad, al poco de nacer, mientras que su un nombre completo no lo recibirá hasta que haya pasado la Elección, pero me estoy adelantando...


La nueva hada, pues era una "ella" y no un "él" era más alta de lo que las hadas allí presentes recordaban en ninguna hada recién nacida, con el cabello negro y los ojos oscuros como la noche, y la piel del color de la nieve del invierno. Pero por su altura, el resto de hadas decidieron ponerle como nombre Tallo.


Tallo creció en el bosque junto con otras hadas, hasta que llegó la fecha de su Elección. La Elección es la fecha más importante en la vida de un hada, es la fecha en la que un hada recibe su nombre completo. Para ello las hadas jóvenes deben buscar una planta o una flor que acepte ser su hogar, así, cuando Rocío fue aceptado por un helecho, recibió su nombre de Rocío de Helecho, y así pasa con todas las hadas.


Pero ninguna planta, ninguna flor del prado Corazón de Hada quería a la joven Tallo, "eres muy alta", le decían unas, "eres muy blanca", le decían otras", y así, ponían una u otra pega, hasta que la joven hada llegó hasta los límites del prado, y se sentó a llorar sobre una roca.


Mientras lloraba, pensando en que su nombre sería Tallo Sin Hogar, oyó una voz que le llamaba.
-¿Por qué lloras? ¿No es hoy el día de la Elección de las hadas, el día más feliz de una joven hada?- Tallo se volvió buscando quien le había hablado, pero solo vio una hierba gorda que salía del suelo y era movida por el viento.
-¿Quién eres?
-Soy Dandelion, el Diente de León.
-¿Por qué vives aquí, a las afueras del prado?
-Porque ningún hada quiere tomarme como hogar, pues cuando sopla el viento pierdo mi corona, y las hadas prefieren flores más hermosas.
-Diente de León, yo soy un hada sin flor, ¿me permitirías tomarte como hogar?
En ese momento el Diente de León se alzó todo lo alto que era, contento por haber sido elegido, por fin, por una joven hada.


Y así fue como Tallo de Dandelion consiguió su nombre, y como el Diente de León consiguió su hada.

*-*-*

Dedicado a  Océanos de Páginas