martes, 8 de octubre de 2013

Ecología: Fauna y Flora de la Tierra del Rol


Hace ya unas semanas +Jesús Rolero subió a su página un video donde trataba el tema de la

 Fauna y Flora de la Tierra del Rol

y como pedía que aportáramos nuevas ideas... bueno, esta es mi aportación a los tipos de jugadores:


-El que juega a juegos de MMORPGs...

Normal que un rolero también juegue a MMORPGs, no? los peligrosos son los que lo hacen durante la partida... sí, así de duro, como suena, se llevan el ordenador, con la excusa de que "como también tienen el pdf de los manuales de juego así es como si hubiera dos manuales en la mesa", pero realmente se pasan gran parte de la partida controlando como va el mercadeo de su personaje en el juego on-line, o probando combinaciones de equipo del mismo, etc, etc... (y algunos son los mismos que luego cuando un jugador mira el móvil porque le ha llegado un mensaje se quejan porque no está prestando atención a la partida... ahí queda eso).


-El Líder Manejable:
 

Éste es sencillo, dado al presencia de personas con diferentes personalidades en la mesa, y ante la disyuntiva de elegir un portavoz o líder del grupo de aventureros de los jugadores, ante el riesgo de que el liderazgo acabe en un dictador ("se hace así porque yo lo digo, que soy el líder y por eso me elegisteis"), se acaba eligiendo al más... inofensivo, el que es fácilmente manipulable por todos...  cambio de perder algo a veces tan inocuo como el poder elegir primero en el saco del tesoro se logra un grupo con un líder fácilmente influenciable... por todo el resto de jugadores. Lo cual casi diría que es menos peligroso que el siguiente.


-El Dictador:

Nadie lo ha elegido líder, pero el jugador considera que las capacidades de su personaje son tan insustituibles que él debe ser el líder... y se comporta como tal. Insufrible, sobre todo, porque en determinados casos controla el grupo a través de aspectos cosas como la curación de otros personajes (si es Clérigo o equivalente) o la creación de objetos mágicos (si es Mago).


-El Paladín del Bien / Cazador de PX:

No deja tribu de orcos con cabeza, ni goblins, ni kobolds, si es de alineamiento/raza equivocado/a (léase: diferente a aquellos/as que él considera correcto) debe morir. Este jugador tiene muy claro qué cosas son "correctas" y cuales no, y actúa como un zelote convirtiéndose en ocasiones en un dolor de muelas para el resto. Desgraciadamente suele ser también un "curador" por lo que usa del chantaje (a que no te curo...) para lograr sus objetivos... que no son sino una excusa para lograr PXs...


 http://cdn.obsidianportal.com/assets/107387/Ewok_Sith_concept_art-500x464.jpg
 Darth Furry (Peludo)... Señor Oscuro Sith

-El Combinador 

Este jugador conoce todas las posibles combinaciones de razas, profesiones, poderes... y siempre selecciona conjuntos óptimos para lograr el mayor nivel de potencia de fuego... aunque carezcan totalmente de sentido (como el Jedi Ewok Aprendiz de Sith...).


-El que se trae la ficha de casa

Cubierta, claro... y sin entrar en el hecho de que esté perfectamente elaborada (que no haya puesto puntos de más ni defectos de menos, por ejemplo), ya le uedes intentar explicar de mil maneras que no pegua ni con cola con el resto de personajes o que su personaje tiene un origen imposible de meter en la partida, el jugador pondrá una y mil excusas alegando que como director de juego "desprecias el esfuerzo narrativo que ha realizado".

Una variante de éste es el que trae la ficha en su cabeza, y da igual si la partida es en los reinos negros o en los países del sol naciente... él tiene que llevar a su bárbaro de helado norte porque sí... aunque no haya forma humana de colocarlo en el escenario de partida.


-El Historiador

Variante del anterior, no es que se traiga la ficha de casa, posiblemente sea ya la segunda sesión de juego y ya tenga la ficha y ya haya jugado una sesión, pero aparece con una detallada historia de unas cincuenta hojas a doble cara manuscritas  (que hay quien aun escribe en harapano aunque digan que es un idioma perdido), y espera que:

a) el director de juego se las lea mientras los jugadores piden las bebidas.
b) el director de juego integre todo ese tocho en la partida.
c)  el director de juego valore (y le recompense con PX en algunos casos) el esfuerzo invertido.

En este caso recomiendo pedirle al jugador que las reescriba en versos octosílabos con rima asonante los impares, consonante los pares múltiplos de cuatro para que su personaje (o sea él), lo pueda recitar al comienzo de la próxima sesión de juego... porque has determinado que en tu versión del mundo los personajes originarios de la región del personaje de ese jugador esa es la forma en la que guardan las historias personales. Si no desiste y lo trae hecho... bueno, ya sabemos quien va a llevar el bardo...


Y hasta aquí alguno de los casos más extremos que me he encontrado.