domingo, 30 de septiembre de 2012

De "Rebis", un ensayo caótico sobre magia(k)




De “Rebis”
 (Extraído del Grimorio Azul)

Y al final somos “Rebis”, todo y nada a la vez, existencia y ausencia, porque “Rebis” vive, nace y muere en el instante de “muerte menor”… petit mort… dos son uno que es dos… y “Rebis”… todo a un tiempo durante un instante. Fuera de frecuencia, fuera del tiempo…

Sarta de palabras e ideas enlazadas en un hilo de algodón casi carente de sentido y donde la gran ausente es la coherencia.

El invisibilismo mató a la coherencia y dejó en su lugar una “gran zona”, una “megazona”… código 23, código de lenguaje… una megazona como en “Megazona 23”, el anime cyberpunk conspiranoico pre-invisibilista… y la computadora te ama… seguro.

Kung Fu Mental vs Calceta Onírica… la experiencia vence a al juventud… hay que experimentar. Caos y flujos de datos, células y el nº 23 por todas partes. Bang! Muerte cerebral, vacían tu cabeza y la llenan de basura subliminal publicitaria consumista… y lo peor es que a los puercos les encanta.

Mirar por el “ojo de buey” de Daath y no volverte loco, la Sephira obscura que no es la Sephira del lado oscuro, fuente invisible de emociones graníticas y sombra de la luz de la Corona a la que da asiento… es el pelo en el que descansa la corona, fibras no vivas sobre un cuerpo no muerto… un cuerpo de tipo “Rebis” fractal y arbóreo.

Al final soy yo, Célula 23… y el resto es Maya indi.

Fin del mundo programado para el 22/12/2012.