domingo, 12 de febrero de 2012

De Initiationis Wiccae


Sobre la Iniciación en la Wicca

Reproduzco a continuación un texto que postee como comentario en el blog "13 Lunas" de la honorable Harwe.

Creo que hay algo que uno no se da cuenta cuando piensa en la wicca como religión, y digo "como religión" porque hay quien "vive la wicca" como una senda mágica, como pueden ser las sendas de la magia enochiana y la cabalística.

Como religión la wicca posee una iniciación. A decir verdad todas las religiones poseen unos rituales de iniciación. La cuestión es que en muchas de ellas se realizan cuando los futuros creyentes son bebés, las realizan sus padres, su familia, y por eso no las percibimos como tales. Solo al dar el paso en una u otra religión aparecen visibles esas iniciaciones.

Éstas pueden ir desde algo muy simple y meramente ritual a algo tan complejo como un completo examen sobre de la doctrina de la religión en sí.

Hay que separa ahora (una vez separada la wicca magica de la wicca religiosa) lo que es la autentica religión y lo que es la entrada en una congregación religiosa concreta.

En gran medida y según mi punto de vista, la iniciación wiccana (o iniciaciones pues puede variar en forma) posee dos partes, una de "iniciación a la religión" o más concretamente, una "declaración de aceptación de la wicca como religión propia", y otra parte de "entrada en la congregación".

Es esta dualidad la que causa auténtica confusión, pero si lo miráis de una forma "no-wicca" es decir considerándolo como el paso de católico a ortodoxo griego, se ve que existe una ceremonia que no es un bautismo cristiano en sí, porque el que hace ese paso ya está bautizado, sino que es una declaración de hermandad tipo "considero a este grupo como mis hermanos en la fe, y asumo sus particularidades religiosas como propias".

Visto de este modo sí hay una motivación a que cada grupo wiccano solicite a los que deseen unirse a él SU iniciación, pues es una congregación diferente y sus particularidades serán como su propio nombre indica, particulares y diferentes en su conjunto a las de otros grupos wiccanos.

Visto este asunto, considero que antes de iniciarse (y hablo aquí de la Iniciación, primera, la declaración de sunción de la Wicca como religión propia) uno debería estudiar sus bases, historia, prácticas, creencias (sobre todo las creencias) durante un periodo de al menos 1 año. No es cuestión de pasar un examen, sino de no andar dando saltos de una religión a otra, por no haber considerado todas las implicaciones.

Hay una información muy interesante sobre las iniciaciones en el libro de Janet y Stewart Farrar "La Biblia de las Brujas".



Otra cosa quiero comentar sobre la edad para realizarla, si bien por lo dicho anteriormente se puede confundir la Iniciación como ceremonia con el bautismo cristiano, es más bien como la confirmación católica, y con esto quiero decir que es muy importante que una persona que vaya a pasar por la ceremonia de Iniciación, no solo haya leído sobre la wicca y sepa más o menos de ella, sino que debe tener un determinado grado de madurez mental y emocional.

Lo ideal para determinar la madurez de la que hablo en el párrafo anterior seria un test psicológico y un psicoanálisis de cada uno de los aspirantes, pero como eso no es posible considero la norma de mínimo 16 años para iniciarse es adecuada (sobre todo teniendo en cuenta que en este país los 16 es la edad penal mínima).

Por supuesto si alguien cree que una persona no esta preparada o no debería someterse a la Iniciación, sería de buena persona que lo manifestara, (teniendo cuidado siempre con no herir los sentimientos de esa misma persona) incluso aunque estemos hablando de personas mayores de edad, alguna gente que no posee la estabilidad o madurez para ser iniciadas.