viernes, 3 de julio de 2009

Contando el tiempo y caminando


Reflexiones sobre el día a día de un practicante...

Voy contando los días que faltan, las lunas, los Sabbats, las estaciones.. cuando miro un calendario lo hago con otros ojos, buscando los cambios lunares. Junto a mi cama hay una agenda donde aparecen las fases lunares de cada día, las posiciones de planetas y constelaciones zodiacales…

Cuando necesito relajarme voy a la orilla del mar y dejo pasar el tiempo dejando a mi vista perderse en la lejanía, intentando contemplar las costas de Irlanda más allá del mar. Un tiempo para descansar tu mente, un tiempo para meditar…

Mis últimos “grimorios” viene ilustrados y a color, releo los comics de mi habitación con un punto de vista diferente, intentando “ver” más allá de lo que es evidente para todo el mundo. Hago lo mismo con novelas y poesías… “Alicia” y su viaje a “otromundo” parece evocar el plano de las hadas.”Peter Pan”, con ese “cognomen” tan pagano (Pan) , y sus “niños perdidos”… no los veo como gente que no desea crecer, como opinan los críticos, sino como gente que desea seguir viéndolo todo con la inocencia de un niño.

Camino por la ciudad donde he vivido toda mi vida en una “deriva” dejando vagar mi vente y buscando con la vista detalles que se nos escapan en el día a día, esculturas en las fachadas que poseen una cierta hermosura y que no vemos normalmente por no alzar la vista… acudo a librerías con un objetivo diferente a aquel con el que solía ir… busco formas diferentes, textos distintos, ocultos en las páginas de cuentos infantiles.

Cuento las horas para Beltane… tal vez sea un sentimiento algo egoísta el pensar que uno tiene razón y el resto están equivocados, que mi fe es la verdadera y el resto es mentira… aunque creo que el sentimiento que ahora está en mí es algo diferente, es una mezcla de alegría y pena, y algo de broma, al pensar que es mucha casualidad que prácticamente el 90% de las celebraciones paganas se sigan celebrando con otro nombre, aquellas que no fueron re-instituidas por el cristianismo lo fueron por los poderes públicos… “1 de mayo Día internacional del trabajo” realmente es interesante ver “coincidencias como esas… coincidencias que nos ayudan a mantener nuestra fe viva, y nuestras prácticas, sin que interfiera con nuestros trabajos… o estudios.

Hablando del tiempo..., el verano pasado tuve la genial idea de embarcarme en la organización de una “kedada de paganos gallegos”… que tuvo un éxito variable (la gripe causó estragos entre muchos de los que iban a venir y hubo un 50% de bajas sobre la lista esperada de asistentes… además llovió, cosas así te hacen plantearte si volver alguna vez a organizar algo similar… Pero soy human y por ello tengo esperanzas, y mi esperanza es que este año salga mejor.

Pero ahora debo centrarme en Beltane, en diseñar un ritual diferente (hace tiempo que deseché los rituales “prefabricados” por otras personas, así que sólo los utilizo luego de adaptarlos a mi propia forma de trabajo, que dicho sea de paso suele ser “un poco” caótica) un ritual que posea todos los significados que para mí tiene esta fecha.

He revisado mis libros, tanto los que he comprado como los que he escrito yo mismo con mis teorías y prácticas (el llamado “Libro de las Sombras”) , he revisado mis poesías, descartándolas en el proceso, he releído a Yeats, y escuchado todos los álbumes de Loreena que poseo (por alguna razón extraña al final todos los practicantes de esto llamado paganismo acabamos con algún disco de Loreena… pese a que ella nunca se ha declarado como pagana) …

He elegido el camino difícil, el camino de “hazlo tu mismo”, el camino del inconformista, el camino que lleva tiempo recorrer, porque lo crea uno mismo, baldosa a baldosa… El otro día me preguntaron que tipo de pagano era, que tipo de tradición wiccana seguía… mi respuesta “La mía, creo mi propia senda, no uso la de otro”… hasta ese momento nunca me había dado cuenta de lo diferente que era de otros wiccanos… y de lo erróneo de las etiquetas y las subdivisiones en el paganismo. No es una religión caduca y muerta, no hay un “libro sagrado inmutable”… es viva y cambiante, las practicas de los wiccanos y de otros paganos han evolucionado desde el primer coven de Gardner, y más aun si miramos hacia atrás.

De esto se puede extraer que no hay un mal autor sobre paganismo o Wicca, sino autores o libros que no encajan con uno, igual que al aficionado a al ciencia-ficción no le gusta toda la ciencia-ficción, al pagano no le gustará toda la literatura pagana. Al final es cuestión de tiempo encontrar cada uno su senda, dejar el camino del maestro y comenzar el propio. Una persona se asombró cuando le dije que el camino de la persona a la que yo considero mi maestra no es el mío, que su tradición no es la mía, y que el camino de la persona a la que estoy “tutorizando” no será tampoco el mío, que cada uno debe buscarse su propio camino, su propia “tradición”.

Así voy contando el tiempo, contemplando sus fluctuaciones, y construyendo mi camino con baldodas, formando un mosaico de influencias: Gardner, Farrar, Eris, Caos, Comics, Nieblas, Océano, Playa, Lágrimas, diversas Canciones… como piezas de un puzle que voy obteniendo a lo largo de la vida, a mediad que pasa el tiempo y que uso para construirme a mí mismo, para construir mi senda pagana… un camino a medida de la persona que lo recorre, y que a su vez va conformándola, construir ese camino me hace analizarme continuamente a mí mismo, ver lo que hago mal, lo que debo corregir, lo que hago bien, pero ante todo esta la verdad que no se puede negar… sea cual sea el camino de cada uno como paganos todos tenemos algo en común, nuestra fe… y un sentimiento común que, al menos en mi caso, ayuda a reafirmar lo que uno es y lo que le diferencia, a hacer de de cada persona un individuo único y maravilloso.