lunes, 11 de diciembre de 2017

Nº 800 - Reflexionando sobre Reseñas


Entrada 800
Reflexionando sobre Reseñas

Cuando pregunté hace unos días en G+ por ideas para esta entrada número 800 del blog sólo recibí dos respuestas, una fue escribir una reflexión sobre lo que ha sido el blog, las reseñas escritas... y la otra hacer una reseña muy crítica y ácida sobre algún tema de actualidad.

Al final intentaré hacer las dos cosas. Antes de nada, este es mi blog, y lo que hay en él son mis obras, opiniones, sensaciones, cosas en las que yo creo... no tienen porqué gustarles a todo el mundo, ni estar de acuerdo con ellas, pero son algo mío que voy a defender. Hay más blogs y páginas web, siempre se puede buscar algo que  te guste.

Mis reseñas representan mi opinión, no una verdad universal, sino mi verdad. Y todo el mundo puede equivocarse, como las personas que opinan diferente a mi. Porque si hay algo que nadie sensato puede hacer es no defender sus ideas, así que no esperéis que diga o escriba algo que no creo solo por "quedar bien", o ser políticamente correcto (salvo que lo haga rebozando ese contenido en una densa ironía).

No se cuantos de mis lectores / seguidores actuales lo eran desde un  principio, o desde que añadí los juegos de rol como tema a tratar en el blog. Aquellos que me sigan desde entonces tal vez recuerden leer algún comentario mí en las redes sociales (G+) sobre la ausencia de "reseñas reales" de juegos de rol en castellano, había en aquel momento bastantes fotorreseñas, y algunas reseñas generales, pero pocas reseñas de verdad que se metieran "en lo hondo" y cuyos autores dieran su opinión, en lugar de limitarse a copiar los párrafos publicitarios de la contraportada del libro.

No soy perfecto, pero no soy buenista, y también tengo mis "productos fetiche" sobre los que me es muy difícil decir cosas malas (salvo que la mayoría de ellos no están disponibles actualmente en castellano y es una lástima). Intento ser constructivo cuando es posible serlo, aunque a veces, y siempre según mi opinión, no se pueda salvar nada de un determinado título.

Los que me seguís imagino que ya conocéis algunos de mis "mantrams frikis", y que estoy en contra de los one-shots, de los manuales sin continuidad, de los abandonos de líneas editoriales (de los secuestros ni hablamos), de los que creen que aplicar un Aspecto es interpretar (no lo es, es como aplicar el bono de precisión de mi Barret-Arasaka a la tirada de Armas Pesadas), de los oldschoolers (mis comienzos fueron CP2020, MERP y Stormbringer, no ODD), de los "magickeros" y otros "cartomantes", de los suplementos sacapasta, de los que se callan por no ofender y de los que ofenden sólo por ofender (al menos que haya un contenido moral o cultural edificante), de la tortilla sin cebolla, de la pizza sin alcaparras (mmmm... siempre tengo un bote en la nevera para "completar" las pizzas con alcaparras), del rol sin dados y del vodka Absolut (que ni es vodka ni es nada).

Y podría seguir, pero si con el tiempo veis algún cambio, no va a ser por ser más educado o considerado con tal o cual colectivo, sino porque mi forma de pensar ha cambiado en uno u otro tema, pero no me voy a cortar en decir que algo es mierda si creo que es mierda, y si queréis leer comentarios buenistas de vuestros juegos favoritos, ir a leer la publicidad oficial de la editorial. O ven por aquí, y quizás tengáis suerte y ese juego que tanto os gusta sea alguno de los que también me gusta a mí.