viernes, 9 de diciembre de 2016

Reseña Rolera - Hollowfaust, ciudad de nigromantes


Hollowfaust
Ciudad de nigromantes


Publicado originalmente por White Wolf como parte de su línea d20 Sword and Sorcery para el mundo de Tierras Heridas / Scarred Lands, uno de tantas iniciativas que surgieron con el boom del D20 iniciado con Dungeons and Dragons Tercera edición. El libro fue publicado en castellano por Factoría en 2002, son 133 páginas en blanco y negro encuadernado en tapa blanda.

Ahora vayamos con el contenido de este suplemento.

Prefacio
Unas palabras de los editores de Sword and Sorcery

Introducción
Un par de escritos, supuestamente de habitantes de las Tierras Heridas, que nos muestran la visión que tiene el resto del mundo de la ciudad de Hollowfaust.

Capítulo 1: la historia de Hollowfaust
El primer capítulo nos habla de la llegada de los primeros nigromantes a las ruinas de la ciudad de Sumara, quienes serían conocidos como los Siete Peregrinos, y como unieron fuerzas para convertirla en su hogar y el de cientos de refugiados de las guerras contra los titanes.

Capítulo 2: la ciudad
Con 50 páginas es el capítulo más extenso del libro, una detallada descripción de la ciudad y cómo es la vida en ella, la gente, sus negocios, etc. Los lugares y establecimientos descritos llevan un código que nos permite localizarlos en el mapa que viene al final del suplemento.

Como dato curioso, según las leyes de la ciudad, el cuerpo de todo aquel que muera dentro de la ciudad pertenece a la ciudad, es decir, al Consejo, y no puede ser resucitado sin su permiso (y el pago de una compensación, ya que la guardia esqueleto de la ciudad está formada por aquellos que mueren en la misma).

También se nos habla del culto a Nemorga, un semidiós neutral de la muerte, y de los bufetes de abogados que existen en la ciudad!

Capítulo 3: los nigromantes
En este capítulo se nos habla de la zona de la ciudad conocida como el Bajofaust, donde habitan los nigromantes, el proceso para convertirse en uno de ellos, los gremios en los que se dividen, y en cada uno de ellos nos presenta al líder actual del mismo con todas sus estadísticas de juego.

Muy interesante es la lista de precios del Mercado de Huesos (página 76), que nos da una tasación clara de los despojos de algunos monstruos, como por ejemplo 300 piezas de oro por un tentáculo de pulpo o calamar gigante, o 1000 piezas de oro por una piel intacta de una bestia desplazadora.

Capítulo 4: aventuras en Hollowfaust
Varias ideas para aventuras relacionadas con la ciudad de los nigromantes.

Capítulo 5: botines y habitantes
El título de este capítulo no refleja su contenido, que no es otro que una serie de objetos mágicos (con algún artefacto entre ellos) y de conjuros que se pueden encontrar en Hollowfaust.

Apéndice
El apéndice nos presenta una serie de clases prestigio para habitantes de la ciudad, como el Animador (nigromantes especializados en levantar muertos vivientes), Plañidero (una clase de prestigio para bardos), Tocado por la sombra (pícaros capaces de fundirse con las sombras), Portavoz de los Muertos (mediums) e Infalibles (los guardaespaldas de los nigromantes de Hollowfaust).

El apéndice también incluye nuevas criaturas, como el Alzado (un constructor creado por los nigromantes), el Aparecido Espectral (fantasmas vengadores), el Dragón Primordial de Hueso (un dragón muerto viviente bajo el control del consejo de la ciudad), Golems de ceniza y un nuevo tipo de hombre rata, el Escupefuego, por mencionar algunos.

El libro finaliza con el previamente mencionado mapa de la ciudad de Hollowfaust, aunque hubiera agradecido estuviera a parte en lugar de encuadernado en el suplemento y que fuera desplegable, es decir, más grande.

Conclusión
Hollowfaust nos describe una ciudad poblada por nigromantes, pero no son los típicos nigromantes de los mundos de fantasía, no son malvados, dando una vuelta de tuerca a la idea que se suele tener de un nigromante. Yo mismo interpreté a un nigromante de Hollowfaust durante una campaña en las Tierras a Heridas, y la misma idea de un nigromante no-malo fue chocante para algunos de los otros jugadores (si añadimos que tenía familia, mujer e hijo, en la ciudad, el shock fue brutal).

Este es un perfecto ejemplo de cómo ha de escribirse un suplemento de una ciudad, tanto por su contenido como por su organización interna. Por supuesto, un libro como este hoy en día ocuparía el doble de páginas, con imágenes a todo color de página completa... pero este es un libro hijo de un tiempo donde lo importante era el contenido, no el traje con el que se lo vestía.

P.D. Glivid-Autel
He olvidado mencionar a Glivid-Autel, la Ciudad de los Inmortales, los enemigos jurados de Hollowfaust, una ciudad de no muertos gobernada por la clase de individuos que a uno se le viene a la cabeza por ve primera cuando piensa en el término "nigromante".

P.P.D. El término nigromante
El término nigromante deriva de necromante, ambos términos hacían referencia, originalmente a aquellos magos que practicaban la adivinación  o (mancia) a través de los muertos (necro). De hecho para hablar de un mago cuya magia está relacionada con las energías de la muerte sería mucho más correcto usar un término como necroteurgo o necroturgo (por el termino "teurgia") o necrogoeta (por "goecia" o "goetia").