martes, 18 de noviembre de 2014

La importancia de la "Rejugabilidad" y la "Campañización"


Consejos a la hora de comprar un juego de rol:
La importancia de la "Rejugabilidad" y la "Campañización"


Si alguien quiere hacerme feliz, que me regale uno de estos...


Definición de los palabros:
Rejugabilidad: La rejugabilidad es el interés en volver a jugar que produce un juego una vez has acabado la partida. Principalmente son las opciones que te da el juego, como la profundidad y extensión del trasfondo del mismo lo que más influye en el factor de rejugabilidad.
Campañización: Es el nivel en el que un juego de rol facilita la creación de campañas, al igual que con la rejugabilidad, la profundidad y extensión del trasfondo es el factor influyente definitivo.

Al comprar un juego de rol la gente se suele guiar por diversos factores (y me estoy refiriendo a compra directa, no de mecenazgos y similares), como pueden ser:

Las críticas recibidas por el juego: normalmente vienen de dos fuentes, los "jugadores conocidos" (amigos, compañeros de juego...) y las "fuentes generalistas" (reseñas de terceras personas, la propia publicidad del juego, redes sociales...).

Normalmente, salvo que un conozca "por que lado cojea" una fuente generalista, y sea capaz de filtrar la información recibida de acuerdo a ello, es mejor, siempre que sea posible, centrarse en las opiniones de "jugadores conocidos".

La imagen del juego: parece que últimamente cada vez más gente compra juegos por la estética de los mismos, provocando un auge de juegos altamente ilustrados, muchas veces a color y, citando a Deckar, "encuadernados en piel de bebé" (o al menos lo parece por los precios a los que están llegando.

Personalmente no tengo ningún problema con ello, mientras no perdamos la perspectiva de que un juego de rol es un libro, para leer y jugar, y si te gusta mirar cosas bonitas, harías mejor comprando un cuadro o una escultura, ya que lo realmente importante de un juego debe ser el sistema y la ambientación, y la forma en que ambas se interrelacionan.

El precio: el vil metal, y ¿cómo saber si un juego es o no es caro? pues comparando con otros del mercado y estableciendo una media, mejor aun si puedes compararlo con otros de la misma editorial.

Veamos un ejemplo
-Ars Magica 5ed (traducción), 44,95 €, a todo color, tapa dura, 336 páginas.
-First Contact: X-Corps (juego original español), 44,95 €,a todo color, tapa dura, 316 páginas.

¿Soy yo el único que ve algo raro aquí? 

La "rejugabilidad" y la "campañización":
Tal vez sean los factores que menos se tienen en cuenta a la hora de comprar un juego, pero realmente, si quieres que la compra de un juego no te duela en el alma, debe ir  la mesa con asiduidad y preferiblemente en los dos o tres meses siguientes a su compra, de otro modo, suele quedar en el estante cogiendo polvo.

Hay juegos que piden el volver ser jugados, pero mejores aun son aquellos que no solo piden volver a ser jugados, sino que además piden a gritos una campaña, o al menos soportan bien una campaña.

Por otro lado hay juegos que, si bien pueden volver a jugarse, a causa de su trasfondo, que podría considerarse como simple, es labor del director de juego el buscar ideas que hagan que cada nueva partida no parece la repetición de la anterior, y donde hacer una campaña es una misión imposible de realizar ni siquiera por "Tom el cienciólogo".

Conclusión 
Realmente muchos al final compramos uno u otro juego guiados por un "impulso del momento", pero a veces vale la pena pararse un momento y pensar un poco las cosas, pues puedes acabar comprando algo con la misma ambientación general y peor desarrollo que un juego que ya tengas, solo que con un sistema diferente.