martes, 25 de junio de 2013

Defensas Mentales




Armadura personal, Escudo mental, 
Bloqueos y Manipulación de la mente


Armadura personal es el nombre que recibe la protección que cada practicante del Arte posee  potencialmente frente a agresiones exteriores, principalmente aquellas cuyo objetivo sea el causar daño no mental al agredido (el individuo mágico).


La Armadura puede ser sintonizada en dos funciones distintas: absorción o reflexión. La protección otorgada por al segunda modalidad es menor que  la de la primera modalidad pero incluye un “efecto bumerang” o “de rebote” que afecta al agresor.


Con práctica uno puede aumentar su resistencia frente a agresiones, voluntarias o no. A esto algunos lo denominan “nivel de Armadura”.


Escudo mental es el nombre que recibe la protección contra agresiones mentales, es similar a la armadura personal salvo que en este caso, a diferencia de la armadura, no puede expandirse para lograr que cubra con su protección un área mayor (cobertura de zonas o de otras personas).


El Escudo mental puede llegar a bloquear totalmente los intentos de acceso externos a toda nuestra mente o a parte de ella (este es el efecto llamado “de mente cerrada”).


Los bloqueos mentales pueden crearse tanto en la propia mente como en las de otros (por gente capacitada para hacerlo, pues es muy peligroso). Esto se suele hacer para ayudar a superar un trauma, bloquear recuerdos no deseados… Como se ha dicho esta herramienta permite auto-limitar el acceso a la propia mente (creando un acceso de sellado de partes de la mente).


Las metacreencias se activan mediante un proceso de auto-manipulación mental o manipulación de la propia mente (similar al bloqueo).


Intrusión es el acceso a una mente sin el permiso expreso del objetivo; la intrusión puede ser percibida por el objetivo o no, según sea su nivel de Escudo.