jueves, 22 de julio de 2010

El Haro

El solsticio de verano ha sido desde los confines de la historia, una fecha remarcable para muchos pueblos, sobre todo los que viven de la agricultura. Es el momento de sembrar las tierras y subir los rebaños a la montaña, empezando así el ciclo productivo, del cual dependía la subsistencia de las familias que compartían los pueblos de alta montaña.

El pueblo de Les ha mantenido sus raíces ancestrales a través de la Fiesta del Haro, el tronco de un abeto de entre 10 y 12 metros de largo, que es quemado en San Juan y usbstituido por otro que presidirá el pueblo hasta el año siguiente.

Se ha cortado del bosque, se ha bajado al pueblo y se ha preparado con esfuerzo de toda la comunidad en la primavera, el día de otra fiesta tradicional recientemente recuperada; el día de la Shasclada deth Haro-. A lo largo de un domingo de primavera se celebra esta fiesta de la -Shasclada- cuando el haro espera preparado para ser -Quilhat-,unos días más tarde de la -Quema-. La -Shasclada- consiste en abrir el tronco a golpe de pica (shasclà-lo) para clavarle las cuñas permitiendo así que el aire lo seque y sea de mejor quemar.

Cada año, la vigilia de San Juan, el 23 de junio, se quema el Haro en la plaza del pueblo. Antes, y como forma de cristianizar la fiesta, es necesaria la presencia de la imagen de San Juan Bautista que llega a la procesión seguido por el cura que bendecirá el árbol antes de quemarlo. Una vez hecha la bendición se le prende fuego pareciendo que las llamas alcanzan el cielo, un grupo de jóvenes hacen quemar "es halhes".

"Es halhes" son elementos de gran importancia en la fiesta y se confeccionan con pelas de cerezo, unas encima de otras y atadas con hilo de hierro. Los más jóvenes las hacen girar por encima de sus cabezas cómo proyectiles de fuego simbolizando el reparto del elemento purificador por todos los rincones del pueblo.

Todavía con el olor de la ceniza caliente, el pueblo de Les se prepara para "Quilhar" (Alzar) el nuevo Haro. En procesión una vez más pero con la diferencia de que esta vez la encabezan las últimas parejas casadas del pueblo, que coronan el nuevo Haro con ofrendas de flores ( una corona, un ramo y una cruz ) símbolo también de fecundidad y fertilidad.

El grupo de bailes y folklore tradicional volverán una vez más a ponerle un punto de gracia, alearía y plasticidad que caracterizan esta fiesta de Les.Estos músicos, cantantes y bailadores han recogido le tradición musical del pueblo, son " Es Corbilhuèrs de Les"

Imagenes y más informacion en : http://www.torismeles.com/haro.asp