miércoles, 2 de diciembre de 2015

La Cábala desde Otro Punto de vista


La Cábala Que No Duerme
(o Cábala Des-velada)

La cábala es una disciplina y escuela de pensamiento esotérico relacionada con la religión judaica, que tiene su máxima representación el Árbol Sephirótico, también llamado Árbol de la Vida, que está compuesto por una serie de Esferas, denominadas Sephirot y los senderos que los unen. Tradicionalmente se enitnede que el Árbol de Sephirótico comienza en Malkut (el Reino) y termina en Kether (la Corona). Hasta aquí todo bien...

Pero, y hay un "pero" muy gordo, en la mitología judaica hay otro Árbol de la Vida, que se encontraba en el Jardín del Eden, y junto éste había otro Árbol (con mayúscula) el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, o Árbol de la Ciencia, y fue por comer del fruto de éste último que Adan y Eva pudieron ver la realidad que les rodeaba y fueron por ello expulsados del Eden.

Entonces, volvemos atrás, la Cábala pretende ascender el camino del Árbol de la Vida, desde Malkut hasta Kether, es decir, trepar por él. Y aquí nos encontramos con Darwin. La diferencia (en teoría) entre el hombre y los animales es la ciencia, al usar los medios de la Cábala para ascender por el Árbol de la Vida, realmente lo que estamos haciendo es deshacer el proceso evolutivo, ya que fue el hecho de bajar de un árbol lo que "dio comienzo" a la evolución humana.

Los dos Árboles...

Así que el Camino de la Ciencia no se centra en el Árbol de la Vida, sino en el Árbol del Conocimiento, también llamado Árbol Qliphóthico. Así cruzando la Séphira Fantasma Daath llegamos ante este Árbol. El trabajo con el Árbol Qliphótico es de objetivo diferente al del Sephitórico, pues si con el Spehirótico se pretende (según teorías tradicionales sobre la cábala) unirse a la divinidad, por contra el objetivo último del trabajo con el Árbol del Conocimiento es convertirse en una divinidad.