sábado, 16 de octubre de 2010

El Verde Laberinto

El Verde Laberinto

Deja atrás el Gris y el Humo
olvida la tristeza de cemento
con huesos de acero
camina por los valles de verdor

Sacrifica tu tristeza a la turbera
enterrando en el pantano tu pasado
y adéntrate en los reinos del ayer
donde los pueblos de piel y madera.

Adéntrate niño en el verde laberinto
camina junto al pueblo de las colinas
entre los silenciosos guardianes verdes.

Donde se esconde el pueblo de las colinas
junto a los campos del blanco ganado
del pueblo oscuro los vacunos astados
en su hogar junto a sus hogares shide.

Toma niño las bayas élficas
contempla el trifolio erróneo
y los sagrados robres de antaño
verdes guardianes, testigos mudos.

Adéntrate niño en el verde laberinto
camina junto al pueblo de las colinas
entre los silenciosos guardianes verdes.

Corren los vientos del tiempo
entre los árboles en widdershins
llegando lejos, muy lejos
hasta la época de Oberón.

En los círculos secretos de las hadas
danza y ríe con la bella gente
saborea jarras de élfica bebida
olvidando el tiempo que pasa.

Adéntrate niño en el verde laberinto
camina junto al pueblo de las colinas
entre los silenciosos guardianes verdes.

Recibe en los antiguos círculos de piedra
el bendito beso de los rayos de la luna
bebe del Caldero de Cerridwen
el icor dulce de la nueva vida.

Niño sigue la senda
de Robin el Buen Chico
con su verde capuchón
y de acebo lleva el bastón.

Adéntrate niño en el verde laberinto
camina junto al pueblo de las colinas
entre los silenciosos guardianes verdes.

Abandona el duro mundo
de los hombres, que hace llorar
sobran las lágrimas de hombres
en un mundo que te herirá.

Gira y gira en la rueda de los sabats
cada luna al esbat ve a danzar
canta y baila bajo la llena luna
en las tierras jóvenes de la antigüedad.

Adéntrate niño en el verde laberinto
camina junto al pueblo de las colinas
entre los silenciosos guardianes verdes.

(Este poema es un homenaje al poeta irlandés Yeats y en concreto a su poema The Stolen Child, posteriormente cantado por Loreena McKennit, el cual me ha servido de inspiración para "El Verde Laberinto".)