jueves, 19 de agosto de 2010

Archivo 002 de HTSC – Bricomanía para Esoteristas



Continuamos aquí con los documentos pertenecientes a la Hermandad del Templo de la Serpiente de Cristal. Para continuar y descansar de la meditación… trabajos manuales.

Bricomanía para esoteristas

De todas las herramientas (o armas como también son denominadas por los iniciados) algunas de ellas pueden ser adquiridas, en ciertos casos utilizables incluso sin necesidad de ser adaptadas sin mayor problema, mientras que en otros casos la adaptación que deben sufrir es tan importante que puede considerarse más idóneo el construirlas desde cero.

Athames, Bollines, Segures, Martillos, Hachas y Espadas
Athame: es el cuchillo ritual de mango negro, hay modelos muy interesantes en tiendas que venden armas decorativas y de colección, en todo caso, siempre que sea posible, elige un modelo cuyo mango sea susceptible de ser grabado o decorado, a fin de poderle añadir símbolos adecuados, si así lo deseas.

Bolline: cuchillo de mango blanco, en caso de ausencia el athame puede hacer sus funciones (aunque en ese caso requerirá estar afilado), como el athame pueden ser encontrados modelos válidos en las tiendas, solo asegúrate de limpiarlo bien antes de su uso. No suele grabarse.

Segur: es una pequeña hoz, es más difícil de encontrar, y el bolline (e incluso el athame) hace las veces de segur cuando no hay una disponible. Como herramienta para un uso además de herramienta ritual debe estar afilada y no tiene porqué ser grabado.

Martillo y Hacha: estas son herramientas de tradiciones más nórdicas, en algunos casos se usan como substituto del athame, por lo que puede que desees decorarlas. Como en el caso del athame pueden encontrarse modelos muy interesantes en tiendas donde vedan armas decorativas de colección. Simbolizan el Mjolnir, el martillo de Thor en la tradición nórdica.

La Espada es un athame de gran tamaño, aunque su grabado se produce con menor frecuencia que éste. Se puede encontrar en las mismas tiendas de armas de coleccionistas, solo asegúrate de elegir un modelo que vaya acorde con la tradición dentro de la que trabajas.

Túnicas y Capas
Las túnicas pueden ser muy decoradas o muy simples, sólo recomiendo que no sean de tono blanco brillante. Muchos prefieren el color negro o un tono elemental, como el amarillo, azul, rojo o verde, o uno más tradicional como beige o tonos terrosos. Se pueden encontrar algunas bastante válidas en tiendas de disfraces, solo asegúrate de que te permita alzar los brazos y no arrastre por el suelo cuando los bajes, aunque si eres manitas puedes adaptar una o hacer tu mismo tu propia túnica.

Algunas personas prefieren comprarla y luego decorarla con bordados o con pintura para telas; en ese caso asegúrate de que la tela sea lo suficientemente gruesa como para que la pintura no traspase al otro lado.

Las capas son menos comunes y suelen ser a juego con la túnica o de un tono ligeramente más oscuro, y siempre con capucha. Si no tienes previsto adquirir una capa puedes añadirle, si eres habilidoso, una capucha a tu túnica o buscar una que ya venga incorporada.

Calzado
Aunque muchos prefieren trabajar descalzos unas sandalias de cuero o esparto de tipo tradicional (nunca de plástico) son adecuadas, o incluso serían aceptables unas botas bajas de cuero (estilo medieval).


Copas, Cálices y Calderos
Las copas y cálices pueden ser de madera, metal o vidrio, los calderos siempre metálicos, mejor de hierro antiguo y no es recomendable usar ollas modernas (por los mangos plásticos que incorporan).

Algunas tiendas bien surtidas tiene incluso ollas de acero forjado a la venta muy recomendables para aquellos que puedan hacerse con ellas.

Una jarra de cerveza hace bien de cáliz sobre todo en los casos en los que la tradición seguida es de tipo nórdico o con esas influencias.

Varas y varitas
La vara y la varita son siempre de madera, comúnmente una rama de un árbol de una cierta extensión (desde la punta de los dedos al codo para la varita y algo más del doble para la vara), pudiendo, en el caso de la vara, ser decoradas con tachuelas metálicas, o incluso pintada con símbolos adecuados (como por ejemplo, símbolos astrológicos representando los planetas).
Asegúrate de lijar bien su superficie aunque no vayas a pintarla ni lacarla pues evitarás el peligro de lastimarte con alguna astilla o nudo que pudiera tener la madera.

Algunas personas gustan de añadir cristales naturales o piedras a sus varitas, o pintarlas. En caso de que lo que estés fabricando sea la “varita fálica” es común añadirle una pequeña piña en el extremo.

Flagelo: Para construirlo elige una pieza de madera redondeada (puedes tomar el palo de una escoba para construir esta y otras variantes de varita, asegúrate de lijar bien la zona de corte y eliminar el recubrimiento plástico de su superficie) Una varita a la que se le añadan tiras de cuero finas y suaves o cuerda de seda en uno de los extremos hace un excelente flagelo ritual. Asegúrate que las tiras están bien sujetas al mango, usando cola, pegamento, tachuelas o incluso con alambre enrrollandolo alrededor del extremo donde se aseguraron las tiras.

Pantáculo
Puede hacerse un pantáculo con facilidad si se usa un círculo de madera (como los platos en los que tradicionalmente se sirve el pulpo), decorándolo con pinturas acrílicas o grabándolos (asegúrate de poner el pentáculo en él, o en su caso el símbolo correspondiente a tu tradición).

Lo más adecuado es que el fondo sea oscuro, así si la madera no es de tono oscuro al vez sea mejor darle una capa de barniz oscuro o una imprimación en negro antes de proceder a dibujar la estrella de cinco puntas en su superficie.

Los dibujos en color dorado y/o plateado sobre fondo oscuro quedan muy bien, aunque tal vez prefieras trazar un esquema o patrón en papel antes de trabajar sobre la madera. Si añades símbolos de los elementos tal vez prefieras que vayan cada uno en su color característico (amarillo-aire, fuego-rojo, azul-agua, verde-tierra; otra combinación es blanco-aire, fuego-rojo, gris-agua, negro-tierra)

Altar
Cualquier mesa de tamaño adecuado sirve como altar. Si usas siempre una misma mesa como altar puedes dibujar un pentáculo lo en su superficie, primero a lápiz y luego pintando el diseño trazado, así como decorar su superficie con símbolos adecuados.
Es mejor que tenga estantes con puertas o cajones en su parte inferior ya que así podrás guardar las herramientas en ellos, teniendo todo a mano.
Si quieres darle un aire más campestre puedes usar pegamento transparente y musgo artificial sobre la superficie del altar, con cuidado de no tapar los dibujos que hayas hecho en él.

Varita Ankh - Cetro del Dios
Aunque la Varita Ankh no es una herramienta habitual puede hacerse con facilidad a partir de una plancha de madera del cual se recorta la forma adecuada (muchas imágenes de deidades egipcias te mostrarán cual es). Asegúrate de lijar bien los bordes para que queden redondeados, si eres manitas puede que desees enrollar un cordón grueso suave en la mitad inferior para que sea más cómodo de agarrar. En ese caso asegúrate de usar suficiente pegamento para que no se desprenda de la superficie de madera.

El Cetro se puede realizar como el flagelo usando el palo de una escoba y decorando el extremo con una figura modelada en masilla de modelismo o algún otro material equivalente.
Si vas a pintar estas herramientas el dorado es un tono muy adecuado a ellas, aunque tal vez prefieras dar un toque “lunar” a la Varita Ankh y pintar este de plateado y el Cetro de dorado.
Como cualquier varita puede ser construida como vara en lugar de varita, en este caso lo más fácil es cortar el extremo de una pieza de madera y pegarlo a una vara (vale el palo de una escoba) para tener así tu Vara Ankh.

Grimorio – Libro de las Sombras (BOS)
En esto hay múltiples opiniones y gustos, algunos prefieren llevar un “libro virtual” guardándolo en la memoria del ordenador para imprimirlo posteriormente y encuadernarlo en espiral. Otros prefieren encuadernar folios pegándolos por el canto a una cartulina y luego añadiendo un lomo y unas tapas en cartón fuerte o madera, para decorarlas posteriormente.

Otra opción muy usada es comprar una libreta bonita y decorar sus tapas (algunos le añaden musgo sintético y hojas o flores, ya de plástico, ya de papel para darle un tono más rural).


He visto también libros cuyas hojas han sido envejecidas con barnices o incluso con los bordes quemados (cuidado con esta opción, podría quemarse todo) para darle apariencia de antigüedad.

Herramientas de Piedra
La piedra fue uno de los primeros materiales usados para cortar por la humanidad, tal vez encuentres una pieza de pizarra con la forma adecuada (o si eres habilidoso y puedes darle forma con cuidado de que no rompa) puedes construir un cuchillo de piedra, ya sea añadiéndole un mago de madera o envolviendo uno de los extremos en cuerda para formar así un mango en la propia piedra.

Las puntas de piedra pueden ser usadas también para crear una lanza de punta de piedra (una herramienta que es una mezcla entre la vara y el cuchillo). La lanza es vara + cuchillo; fuego + aire; a veces se le atribuye simbolismo con el rayo (el fuego del aire). Sólo asegúrate de fijar bien la punta al extremo para que no se desprenda (puedes usar alambre para ello).

Diademas, coronas y cascos
En los rituales de grupo es normal que en determinados momentos uno o más de los miembros del grupo tomen el papel de divinidades, en estos casos pueden representar su papel con tocado. Los cascos pueden comprarse mientras que una diadema o corona puede ser más económico (y más adecuado para con su simbolismo) que sea realizado por uno mismo.

Las diademas y las coronas pueden hacerse con facilidad con cartón de una cierta resistencia al que se le ha dado la forma correspondiente con curvando una cinta de cartón sobre otra y uniéndolas con pegamento para a continuación pintarlas o envolverlas en papel de tonos metálicos (papel de aluminio o papeles de tonos metálicos, tanto dorados como plateados.

Algunos les añaden velas (del tipo de las velas de cumpleaños), uniendo los soportes entre los dos cartones para poder cambiarlas cuando sea necesario; en estos casos es recomendable poner una tela en el interior que proteja la cabeza de la cera.

Otros les ponen bombillas alimentadas por un cable que desciende desde la parte trasera de la corona hasta una pila de petaca sostenida por el cinturón o guardada en el bolsillo (si se usa túnica el cable puede ir por dentro de la túnica para quedar más estético.

Otras posibilidades son decorar la corona o diadema con hojas (lacadas para evitar que se pudran) o bellotas secas ya sea pegándolas ya colocándolas de forma que queden sujetas entre las dos tiras de cartón que da forma a la corona o diadema. Tanto unas como otras pueden ser pintadas (de dorado o plateado como el cartón, o de tonos verdes y terrosos) para resaltar su simbolismo.