domingo, 9 de enero de 2011

Nada Más


Nada Más

De los oscuros rincones de la mente
se alzan nuestros más profundos miedos,
yo estoy dipuesto a dejarlos, por esta vez, vencer,
no lucharé hoy contra ellos, no.

No presentaré batalla, me dejaré ir,
poco a poco me hundiré
en la catarsis de la locura, para olvidar,
el dolor de mi alma y mi corazón.

Sólo dejadme caer en las tinieblas frías
donde habitan los horrores del hombre
y de la mujer...
Solo eso, nada más.