martes, 27 de octubre de 2009

¿¿La Rueda o la Carretera??


Un pensamiento neurótico que roza la verdad...

La mayor parte de la gente dice que el invento más importante, el que dio origen al desarrollo tecnológico y cultural de la Humanidad fue la rueda. Creo que eso no es exactamente así, y las pruebas nos invaden por todas partes al respecto.

Los pueblos americanos tales como incas, mayas... carecían de vehículos con ruedas y aun así lograron fundar un imperio. Mientras otros poseyendo la rueda no lo lograron hasta que desarrollaron algo más, y fue ese algo más lo que dio origen al rápido desarrollo de la humanidad.


Vías de comunicación, carreteras,
caminos... ese es el fundamento del desarrollo humano, y a mayor grado de comunicación entre grupos humanos mayor rapidez en el desarollo tecnológico.

Lo mismo pasa con los conocimientos esotericos, solo cuando una idea se enfrenta a otras esta evoluciona, cambia, se adapta y se mejora, rellenando huecos que nunca habían sido observados por sus teóricos y que nunca lo serían si no fuera porque alguien más tuvo conocimiento de esa idea, porque esa idea o teoría fue transmitida por alguna vía de comunicación y contrastada con las ideas de otros lugares y gentes.

Así también, las prácticas mágicas no deben estar aisladas, sino que deben enfrentarse, compararse y complementarse de ser el caso con otras surgidas de diferentes culturas y formas de pensamiento. De otro modo se anquilosará.

Esto fué lo que le pasó al Imperio Romano cuando dejó de expandirse, se volvió hacia dentro y se marchitó. Al igual que los chino cuando levnataron la Gran Muralla, creando una doble cárcel la de dentro y la de fuera, y se hicieron prisioneros de sus ideas y creencias. O los japoneses cuando rechazaron el contacto con el exterior, o muchas otras culturas y religiones (el cristianismo ha sufrido varias cismas motivados por su cerrazón mental y su aislamiento de la realidad que lo rodea).

Así que no os sentéis a mirar vuestras ruedas, vuestros conocimientos, sino que ponedlos a andar en el mundo, soltadlos por las carreteras y vías de comunicación y enfrentadlos a los del resto de la gente, de esa forma se mantendrán vivos, cambiarán y mejorarán con el contacto con otras "ideas-ruedas".

(Desde aquí recomiendo también el libro que me ha inspirado esta idea El "Shock" del Futuro de Alvin Toffler, si podéis haceros con él, no os arrepentiréis.)